Inicio / Noticias / Cómo usar tacones sin dañar la salud

Cómo usar tacones sin dañar la salud

Muchas chicas piensan (pensamos) que conquistarán el mundo si se ponen un par de altos tacones. Pero utilizar tacones tres veces por semana (o más) puede ser dañino para la salud.

Hoy vamos a ver algunos consejos con los que trataremos de minimizar el daño a la salud de los pies sin tener que renunciar a nuestros tacones favoritos.

Los tacones lastiman los músculos y las articulaciones de los pies. Debido a problemas con los músculos, se aumenta el riesgo de caídas y lesiones. Las consecuencias a largo plazo no son mucho mejores: deformación de los pies, dolor de espalda y una marcha insalubre.

El utilizar altos tacones con frecuencia puede llevarnos a contusiones, desgarros de ligamentos, ampollas, golpes, lesiones de rodilla, lesiones de articulaciones de la cadera, así como problemas de la columna vertebral. Además, también podemos sufrir fracturas debido al hecho de que no nos fue posible mantener el equilibrio.

Está claro que no todas las chicas utilizan tacones altísimo y peligrosos a diario, pero trataremos de ver algunos puntos para reducir el daño de los talones y, como consecuencia, mejorar la salud de nuestros pies.

1.- No todos los tacones necesariamente son dañinos


Por ejemplo, si tiene un tacón de 4 centímetros y 1 centímetro de plataforma, entonces el tacón real serían 3 centímetros. Y esto es mejor, obviamente, que los tacones de 4 centímetros.

Es recomendable utilizar tacones anchos, en los cuales es más fácil mantener el equilibrio. Con los tacones correctos, nuestro peso se transfiere suavemente a las almohadillas de los pies y sufrirán menos.

2.- Cambiar el calzado


Los zapatos de tacón acortan y sobrecargan los músculos de la pantorrilla. Por el contrario, los músculos de la parte inferior de la pierna se estiran. El equilibrio en el desarrollo de los músculos se altera y esto aumenta el riesgo de lesión.

Por lo tanto, (y menos si son tacones altos).

Con zapatillas de deporte o bailarinas con una suela completamente plana, los pies se acostumbran a una posición. Lo mejor es alternar un tipo de calzado y otro para que las piernas no se acostumbren a una misma posición.

3.- Realiza ejercicios de pie


Para mantener la salud de los músculos del pie, se recomienda realizar un pequeño conjunto de ejercicios 3-4 veces por semana. Para esto, no es necesario asignar un tiempo específico, ya que la mayoría de los ejercicios se integran fácilmente en las actividades cotidianas.

Por ejemplo, cuando bajamos unas escaleras sería bueno apoyar los talones más que los dedos de los pies. De esta manera los músculos inferiores de las piernas se estirarán. En este aspecto, sería útil recordar el calentamiento habitual que hacíamos en la escuela en educación física: caminar sobre los talones, así como sobre los lados externos e internos del pie.

Otro de los ejercicios consistente en estirar los músculos del pie sería de la siguiente manera:

Para empezar, estira la mano derecha hacia el pie izquierdo y conecta con los dedos de los pies, como si fueras a decir “hola” a tu propia pierna. El pulgar de la mano estará libre, y habrá que colocar los otros cuatro entre los dedos de los pies. En esta posición, debes permanecer durante 30 segundos. Luego, haz un poco de presión sobre los dedos de los pies hacia abajo, estirando la parte superior del pie durante 5 segundos. Se recomiendan unas 10 repeticiones.

El siguiente ejercicio consiste en estirar los pies:

Ponte de rodillas. Coloca un rodillo, esterilla o toalla enroscada debajo de los pies, para que esté lo más alto posibles. Baja lentamente las caderas hasta los pies hasta que sientas la tensión en la parte delantera del pie y la parte inferior de la pierna. Mantente en esta posición durante 30 segundos. Repite dos veces.

Con estos sencillos ejercicios os animamos a que en los comentarios a esta entrada (un poco más abajo), nos expliquéis qué ejercicios soléis hacer vosotras para mantener y mejorar la salud de los pies.


 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *