Inicio / Enfermedades / Meningitis

Meningitis

¿Qué es la meningitis?

Descripción

La meningitis es una inflamación de las membranas del cerebro y la médula espinal. El proceso inflamatorio puede ser causado por virus, bacterias u hongos.

Causas

En la gran mayoría de los casos, la meningitis es causada por tres tipos de bacterias: meningococo, varilla hemofílica y neumococo. Estos microorganismos pueden habitar en el tracto respiratorio superior de una persona sana y no causar ninguna reacción dolorosa del cuerpo. Sin embargo, en algunos casos, estas bacterias pueden ingresar al cerebro, lo que conduce al desarrollo de meningitis.

En algunos casos, la meningitis se desarrolla debido a un traumatismo, así como también contra el debilitamiento del sistema inmune después de las enfermedades. El factor desencadenante también puede ser el consumo excesivo de alcohol, la extirpación del bazo, una infección neumocócica, así como algunas enfermedades infecciosas e inflamatorias del oído y la nariz.

En casos raros, la causa de la meningitis es E. coli o Klebsiella. Con estos microorganismos, la enfermedad generalmente es causada por un trauma en la médula espinal o el cerebro, así como cuando la sangre está contaminada. La inflamación de las membranas del cerebro también puede ser causada por virus, parásitos, tumores y hongos. A veces, el proceso inflamatorio es una complicación en el procedimiento quirúrgico.

Síntomas

Muy a menudo, la meningitis se desarrolla de forma aguda. La enfermedad se caracteriza por fiebre, dolor en los músculos y debilidad general.

– Cuando ocurre una infección meningocócica, se forma una erupción cutánea.
– Con meningitis neumocócica, se desarrolla secreción nasal y neumonía.
– Con infección por enterovirus. trastornos gastrointestinales-
– Con parotitis, hay una vulneración de las glándulas salivales.

Uno de los síntomas más llamativos de la meningitis es un fuerte dolor de cabeza. Como regla general, el dolor crece muy rápido y hace que el afectado llegue a gritar del propio dolor. Posteriormente hay náuseas y vómitos.

Con irritaciones auditivas o visuales, el dolor se intensifica.

Alrededor de un día después de la aparición de los primeros síntomas, la condición del paciente se deteriora notablemente. Hay confusión, somnolencia e irritabilidad. Se desarrolla edema de tejido cerebral, lo que complica significativamente el flujo sanguíneo, que se asemeja a los síntomas del accidente cerebrovascular. Puede haber el riesgo de un posible desarrollo de coma y muerte.

Diagnóstico

El diagnóstico de la meningitis incluye el examen del paciente, así como la realización de un análisis de sangre general y punción espinal. Los métodos de diagnóstico adicionales pueden ser estudios bacteriológicos, inmunológicos, radiografía de tórax, tomografía computarizada y electroencefalografía.

Tipos de meningitis

Existen los siguientes tipos de meningitis:

– Meningitis aséptica.
– Meningitis gramnegativa.
– Meningitis criptocócica.
– Meningitis meningocócica.
– Meningitis estafilocócica.
– Meningitis neumocócica.
– Meningitis tuberculosa.

Dependiendo de la localización del proceso inflamatorio, se distingue la leptomeningitis (inflamación de la aracnoides y las membranas blandas del cerebro) y la paquimeningitis.

Según la etiología, se aísla la meningitis bacteriana, viral y fúngica. Por la naturaleza del proceso inflamatorio, la meningitis puede ser aguda, subaguda y crónica. Por origen, la meningitis es primaria y secundaria, surgida en el contexto de una enfermedad diferente.

Acciones del paciente

Si se sospecha que una posible meningitis, se necesita llamar urgentemente a una ambulancia. Si la atención médica se demora, se debe ir al hospital más cercano lo antes posible. El tiempo es esencial, ya que la meningitis se desarrolla rápidamente y produce complicaciones a medida que pasan las horas y no se trata.

Tratamiento

El tratamiento de la meningitis se lleva a cabo en un hospital. La base del tratamiento de la enfermedad es la terapia antibacteriana (para la meningitis bacteriana). Se prescriben interferones y antibióticos de amplio espectro, ya que los resultados de los análisis de punción lumbar no se conocen de inmediato.

Los medicamentos antibacterianos se administran por vía intravenosa, a veces endolúmbicamente. Los diuréticos se recetan para prevenir el edema cerebral, cuyo uso se debe considerar con su capacidad de eliminar el calcio del cuerpo. Para reducir la manifestación de la intoxicación, se lleva a cabo la terapia de desintoxicación, como por ejemplo, la administración de una solución fisiológica, una solución de glucosa al 5% y otros métodos alternativos.

Complicaciones

La meningitis puede causar complicaciones graves, como sordera, hidrocefalia, epilepsia y retraso mental. La probabilidad de complicaciones aumenta cuanto más se demora el tratamiento.

Prevención

Algunas formas de meningitis pueden prevenirse mediante la vacunación. La vacuna dura 3 años y su eficacia es del 80%. La vacuna no tiene efectos en los pequeños hasta los 18 meses.


 



Acerca de nosologia

Quizá también te interese...

Disfunción vegetativa (trastorno del sistema nervioso autonómico)

¿Qué es la disfunción vegetativa/autonómica? Descripción La disfunción autonómica (un trastorno del sistema nervioso autonómico) …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *