Inicio / Enfermedades / Hipersomnia

Hipersomnia

¿Qué es la hipersomnia?

Descripción

La hipersomnia (somnolencia patológica) es una afección patológica en la que el paciente presenta una somnolencia anormal. Puede desarrollarse como una complicación del curso de muchas enfermedades, la mayoría de las veces, enfermedades del sistema nervioso.

Causas

Las principales causas de la hipersomnia son:

Falta de sueño prolongada y regular.
– Exceso de trabajo físico, sobrecarga mental.
– Choques emocionales y situaciones estresantes.
– Drogas y neurolépticos, antihistamínicos, reductores de azúcar, tranquilizante…
– Traumatismo en el cráneo (conmoción cerebral, hematomas).
Tumores, quistes del cerebro, hematomas intracerebrales.
– Enfermedades infecciosas transferidas (meningitis, encefalitis, sífilis cerebral).
– Apnea e hipoxia del tejido cerebral.
Trastornos mentales.
– Trastornos endocrinos.

Algunos tipos de hipersomnia tienen una etiología desconocida.

Síntomas

Los principales síntomas de la enfermedad están enfocados a una duración excesiva del sueño nocturno, que es de aproximadamente 14 horas, y un estado de somnolencia durante el día. También los signos característicos son un despertar difícil por la mañana y la incapacidad de despertarse a tiempo incluso con un despertador.

Con hipersomnia, el paciente requiere un período suficientemente largo para la vigilia. Durante mucho tiempo, los pacientes están en un estado obstaculizado. En la forma diurna de somnolencia, el trastorno puede ser paroxístico o permanente. Esta condición afecta la eficiencia, la atención plena, la concentración y reduce significativamente el ritmo de trabajo. Incluso el sueño diurno, con mayor frecuencia, no brinda alivio al paciente.

Diagnóstico

Los métodos de diagnóstico para la hipersomnia son:

– Pruebas especiales (somnolencia a escala de Stanford, una prueba para el sueño de latencia).
– Electropoligrafía o polisomnografía de las fases de vigilia y sueño nocturno con el registro de la respiración del paciente.
– Evaluación clínica del estado somático, mental y neurológico del paciente.
– CT (tomografía computarizada) y MRI (estudios de resonancia magnética) del cerebro.
– En casos raros, estudio del fluido cerebroespinal.

Tipos de enfermedad

Hay varios tipos de hipersomnia que se pueden clasificar en:

– Hipersomnia idiopática (psicofisiológica): se desarrolla en personas sanas que viven en situaciones estresantes constantes, con falta crónica de sueño por la noche.
– Hipersomnia patológica: se desarrolla como resultado de trastornos nerviosos, con fenómenos de sueño en el paciente.
– Narcolepsia: inherente al desarrollo de casos imperativos de sueños durante el día. El paciente que duerme está inquieto y después sigue teniendo una sensación de falta de sueño. Es un estado de salud de por vida.
– Hipersomnia postraumática: se desarrolla después de un trauma.
– Hipersomnia de medicamentos: ocurre debido al uso de medicamentos que causan somnolencia.
– Hipersomnia iatrogénica: puede ocurrir después del uso de ciertos medicamentos (betabloqueantes, antidepresivos, neurolépticos, etc.).
– Hipersomnia psicopática: se observa en pacientes con trastornos neurológicos.
– Síndrome de Klein-Levin: con este síndrome hay períodos episódicos de somnolencia con aumento del apetito.

Tratamiento

Para llevar a cabo el tratamiento adecuado de la hipersomnia, es importante determinar las causas de dicha afección y eliminarlas. Si la hipersomnia se desarrolla como un trastorno neuropsíquico independiente, debe tratarse con una ruta médica, así como corrigiendo el estilo de vida del paciente. Para lograr un resultado positivo es importante observar higiene del sueño, la nutrición dietética y el control de la duración del sueño nocturno.

Con somnolencia diurna, el efecto terapéutico es proporcionado por medicamentos estimulantes y antidepresivos. La dosis y el tipo de medicamento es seleccionado y determinado por el médico, teniendo en cuenta las características individuales del curso de la enfermedad. Los métodos psicoterapéuticos de terapia y fisioterapia también se usan.

Prevención

La prevención de la hipersomnia se basa en el diagnóstico oportuno y el tratamiento de enfermedades crónicas o agudas del cuerpo.

También es necesario cumplir con una rutina diaria óptima, según la cual una persona tendrá un sueño completo de al menos ocho horas al día. Por la noche no se recomienda comer con fuerza, participar en actividades con movimientos, escuchar música alta… pues estas acciones interfieren con el proceso normal de quedarse dormido y acortan la duración de la fase de sueño.


 



Acerca de nosologia

Quizá también te interese...

Hemiplejía

¿Qué es la hemiplejía? Descripción La hemiplejía es una pérdida completa de la posibilidad de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *