Inicio / Enfermedades / Enfermedad de Addison

Enfermedad de Addison

¿Qué es la enfermedad de Addison?

Descripción

Las glándulas suprarrenales son parte del sistema endocrino del cuerpo, un grupo interconectado de glándulas que trabajan juntas para secretar hormonas (sustancias químicas) que juegan un papel importante en todos los aspectos de los procesos de nuestro cuerpo. Cuando estas glándulas están dañadas físicamente y ya no funcionan correctamente, nos referimos a ello como enfermedad de Addison.

Las glándulas suprarrenales son dos glándulas triangulares que se encuentran sobre cada riñón y tienen aproximadamente el tamaño de un pulgar. Cada glándula suprarrenal consiste en una parte externa llamada corteza suprarrenal y una parte interna llamada médula suprarrenal. Las hormonas que se secretan desde las glándulas suprarrenales incluyen cortisol, adrenalina y aldosterona. Estas hormonas ayudan a regular el metabolismo, la presión arterial y la respuesta del cuerpo al estrés. Otra hormona producida por las glándulas suprarrenales, la dehidroepiandrosterona (DHEA), se usa para producir andrógenos y estrógenos, las hormonas sexuales.

Las glándulas suprarrenales en las personas que tienen la enfermedad de Addison no funcionan correctamente. La insuficiencia suprarrenal es un trastorno que ocurre cuando las glándulas suprarrenales no producen suficientes de estas hormonas. Addison es el nombre utilizado para describir la insuficiencia suprarrenal primaria cuando las glándulas están dañadas y no producen suficiente cortisol y aldosterona.

La insuficiencia suprarrenal secundaria ocurre cuando otras glándulas, como la glándula pituitaria (una glándula en el sistema endocrino localizada cerca de la base del cerebro) no producen suficiente cantidad de su hormona (ACTH) que estimula las glándulas suprarrenales para producir cortisol. Si la ACTH es demasiado baja, las glándulas suprarrenales pueden dejar de producir cortisol y pueden encogerse de tamaño. Esta insuficiencia suprarrenal secundaria es más común que la enfermedad de Addison.

Aproximadamente 140 personas de cada millón se ven afectadas por la enfermedad de Addison. El presidente John F. Kennedy tuvo la enfermedad de Addison, al igual que su hermana Eunice Kennedy Shriver. Otras personas conocidas que padecieron esta rara enfermedad incluyen al Dr. Thomas Addison (por quien se llamó la enfermedad), la cantante Helen Reddy y el artista Ferdinand Louis Schlemmer. Incluso los escritores Jane Austen y Charles Dickens fueron sospechosos de tener la enfermedad.

Síntomas

La enfermedad de Addison generalmente se desarrolla lentamente durante muchos años, y los síntomas pueden ser vagos o atribuirse a otras razones, como trabajar demasiado duro o no hacer ejercicio. Muchas personas no se ponen en contacto con sus médicos hasta que otra enfermedad, procedimiento quirúrgico, embarazo o accidente desencadena una exacerbación de sus síntomas.

Los síntomas más comunes de insuficiencia suprarrenal incluyen:

– Fatiga crónica.
– Debilidad muscular.
– Dolor abdominal.
– Pérdida de apetito.
– Pérdida de peso.

Otros síntomas de la enfermedad pueden incluir diarrea, náuseas, vómitos, presión arterial baja que puede causar mareos o desmayos al ponerse de pie, irritabilidad y depresión, dolor de cabeza, transpiración, oscurecimiento de la piel, hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre), períodos menstruales irregulares o inexistentes y pérdida de interés en el sexo en las mujeres.

Cuando se produce un empeoramiento repentino y grave de estos síntomas, se denomina crisis suprarrenal. Algunas veces, los síntomas de la crisis suprarrenal ocurrirán durante la crisis suprarrenal sin previo aviso. Si su nivel de cortisol es muy bajo, puede enfermarse en un corto período de tiempo. Si tiene insuficiencia suprarrenal y experimenta estos síntomas graves, puede indicar una crisis suprarrenal, y debe buscar tratamiento de emergencia inmediato para evitar una crisis suprarrenal y un posible fallecimiento.

Los síntomas de la crisis suprarrenal incluyen:

– Vómitos y diarrea severos.
– Deshidración.
– Dolor repentino y severo en la parte baja de la espalda, el abdomen o las piernas.
– Presión arterial baja.
– Pérdida de consciencia.

Diagnóstico

Debido a que la insuficiencia suprarrenal puede ser difícil de diagnosticar, el médico tomará el historial médico detallado y revisará los síntomas. Se tomarán análisis de sangre y orina hormonales para verificar los niveles de cortisol, y si son demasiado bajos, los estudios de imágenes de las glándulas suprarrenales y pituitarias también pueden ser útiles para establecer una causa.


 



Acerca de nosologia

Quizá también te interese...

Hipersomnia

¿Qué es la hipersomnia? Descripción La hipersomnia (somnolencia patológica) es una afección patológica en la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *