Inicio / Enfermedades / Apraxia

Apraxia

¿Qué es la apraxia?

Descripción

La apraxia es un trastorno que presenta dificultades en la implementación de acciones secuenciales específicas. Este trastorno no se debe a la debilidad muscular o la coordinación de los movimientos. La apraxia es un trastorno neuropsicológico bastante complicado. No es una enfermedad independiente, pero se considera como un síntoma secundario en el contexto de otras enfermedades.

Causas

La enfermedad, como regla, se desarrolla cuando las zonas oscuras del cerebro se ven afectadas. En casos raros, la apraxia ocurre cuando se afectan el lóbulo frontal y el cuerpo calloso. Estos trastornos pueden ser provocados por los siguientes procesos patológicos:

Alteración de la circulación cerebral, que desemboca en demencia.
Traumatismo craneoencefálico.
– Enfermedades inflamatorias del cerebro (como por ejemplo, encefalitis).
– Enfermedad de Alzheimer.
– Enfermedad de Parkinson.
Enfermedades neoplásicas del cerebro.

Síntomas

En varios casos, la enfermedad es asintomática. La apraxia puede manifestarse con los siguientes síntomas:

– Complejidad al realizar movimientos sucesivos. Por ejemplo, pueden surgir dificultades al peinarse el cabello o atarse los cordones de los zapatos. Tales síntomas en la vida diaria pueden no ser evidentes, pero son posibles cuando se realiza un diagnóstico con un médico.
– Complejidades en acciones relacionadas con la orientación espacial.
– Caminar a pequeños pasos.
– Dificultad para vestirse.
– Dificultad para abrir los ojos.
– Otros síntomas.

Diagnóstico

En la primera etapa, se lleva a cabo un análisis de las molestias del paciente y la recopilación de una anamnesis. Durante un examen neurológico, el médico examina cuidadosamente al paciente para detectar la presencia de trastornos neurológicos concomitantes. Un neuropsicólogo evalúa la condición del paciente a través de una entrevista o usando cuestionarios escritos especiales.

El diagnóstico instrumental de la apraxia incluye imágenes de resonancia magnética y tomografía computarizada de la cabeza, lo que permite estudiar la estructura del cerebro capa por capa. En algunos casos, tales métodos de diagnóstico permiten identificar las posibles causas de la apraxia.

Clasificación

Existen los siguientes tipos de apraxia:

Apraxia amnésica: asociada con dificultades para realizar las acciones solicitadas por un médico. El paciente puede olvidar la secuencia de acciones que se le piden.
– Apraxia del ideador: Esta forma se caracteriza por el hecho de que el paciente no puede realizar una secuencia de acciones. Cada acción, individualmente, sí que puede realizarse. Por ejemplo, un paciente puede tener dificultades para escribir con un bolígrafo, con lo cual primero es necesario quitar la tapa y colocar la punta hacia el papel. El paciente puede escribir con el extremo incorrecto del boli o escribir sin quitar la tapa.
Apraxia constructiva: en este caso el paciente tiene dificultades para realizar actividades de copia de modelos, así como hacer pequeñas construcciones con bloques, palillos…

Existen dos tipos más de apraxia relacionados con la dificultad para caminar (mientras que la fuerza muscular persiste) y con la dificultad para abrir los ojos.

Acciones del paciente

Los síntomas que indican un posible desarrollo de apraxia requieren una consulta con un neurólogo.

Tratamiento

El tratamiento de la apraxia consiste en eliminar la enfermedad subyacente que causó este trastorno neuropsicológico. No hay un tipo especial de tratamiento para la apraxia.

Para eliminar la enfermedad subyacente, el paciente puede someterse a un tratamiento, que consiste en controlar la presión arterial. Tal vez puede estar sujeto a medicamentos que mejoran la circulación cerebral. Con procesos tumorales en el cerebro, el tumor se elimina. Además, se prescriben medicamentos que mejoran el estado de las funciones neuropsicológicas del paciente.

Complicaciones

La principal complicación de la apraxia es la complejidad de la adaptación en la sociedad. En casos severos, es posible una gran dificultad para la adaptación laboral.

Prevención

No hay medidas preventivas especiales para la apraxia.

La prevención inespecífica de la apraxia consiste en eliminar los factores que contribuyen al desarrollo de enfermedades que podrían causar la apraxia. Se recomienda rechazar los malos hábitos, hacer ejercicio y una nutrición racional y equilibrada.


 



Acerca de nosologia

Quizá también te interese...

Hemiplejía

¿Qué es la hemiplejía? Descripción La hemiplejía es una pérdida completa de la posibilidad de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *