Inicio / Enfermedades / Amnesia disociativa

Amnesia disociativa

¿Qué es la amnesia disociativa?

Descripción

La amnesia disociativa es un trastorno específico que se caracteriza por pérdida de memoria, no debido a patologías o enfermedades orgánicas. La amnesia disociativa es más común en pacientes que han experimentado estrés severo y eventos traumáticos. Las mujeres jóvenes y adolescentes son más propensas a este trastorno.

Causas

La principal causa del desarrollo de amnesia disociativa es un fuerte trauma psicológico. Los requisitos previos para esta enfermedad se dan en la infancia o en la adolescencia, cuando el niño o niña está expuesto a estrés prolongado, a violencia psicológica o física (sobre todo la crueldad injustificada de los padres, el castigo corporal frecuente, etc.). La función protectora natural de la mente del niño es una “fantasía desarrollada”, en la cual el niño se aleja más fácilmente del estrés y el trauma.

Estadísticamente, el desencadenante más frecuente para el desarrollo de amnesia disociativa es el abuso sexual. En algunos casos, la amnesia disociativa se desarrolla en adultos que no han sido psicológicamente traumatizados en la infancia. Muy a menudo, las personas que han experimentado un estrés severo causado por desastres naturales o en una zona de guerra se ven también afectados.

Síntomas

El cuadro clínico de la amnesia disociativa difiere según el tipo de trastorno. Sin embargo, las manifestaciones comunes para todos los tipos de enfermedad son:

Pérdida de memoria (principalmente sobre aquellos eventos que causaron el trauma psicológico).
– Dificultades sociales (para hacer amigos y estar en contacto con familiares).
– La pérdida de memoria puede ser transitoria (los episodios de amnesia ocurren repentinamente y duran de un minuto a un mes, después de lo cual se restablece la memoria).
Propensión a la depresión y ansiedad.
– Pérdida de individualidad (durante un episodio de amnesia el paciente puede experimentar algún tipo de pérdida y no sentirse como un individuo).

Diagnóstico

El diagnóstico de amnesia disociativa se lleva a cabo sobre la base del historial personal del paciente, así como de los datos del examen general. Para la declaración de este diagnóstico, es necesario observar tres condiciones:

– Ausencia de cualquier patología orgánica capaz de conducir al desarrollo de la amnesia.
– Presencia de al menos tres de los síntomas expuestos anteriormente.
– Presencia de traumatización mental.

El médico también necesitará realizar un examen psicológico. Por lo general, se realiza una entrevista para este propósito con el uso de sedantes o hipnosis.

Los criterios de diagnóstico para la amnesia disociativa son, también:

– Dificultad para reproducir eventos del pasado.
– Renuncia a compartir con el médico los detalles de los eventos que condujeron al psicotrauma (si el paciente se acuerda de ellos).
– Inicio repentino de la enfermedad.

Clasificación

Según las manifestaciones clínicas, hay dos tipos de amnesia disociativa:

Amnesia disociativa selectiva: pérdida de memoria de cualquier evento específico (principalmente aquellos asociados con un trauma).
Amnesia disociativa generalizada: pérdida de la memoria de todo lo que ocurrió durante un cierto período de la vida (generalmente asociado con un trauma psicológico).

Acciones del paciente

Si se encuentra o tiene episodios cercanos de pérdida de memoria, se recomienda buscar ayuda de un especialista y evitar el progreso de esta condición.

Tratamiento

La principal acción en el tratamiento de este trastorno es identificar los eventos que causaron la amnesia y ayudar al paciente a enfrentarse a ellos. Para esto, se usan varios métodos: psicoterapia, terapia familiar y terapia cognitiva. En algunos casos, también se usan medicamentos (según el cuadro clínico): antidepresivos o sedantes.

Complicaciones

Con una manifestación fuerte y prolongada de amnesia disociativa, puede haber síntomas complicados como intentos de suicidio, trastornos sexuales, dolores de cabeza frecuentes y depresión prolongada.

Prevención

Como una profilaxis de la amnesia disociativa, se recomienda encarecidamente no exponer a los niños a factores estresantes, y si ya han ocurrido, buscar asesoramiento de un psicólogo. No hay que dejar al niño solo con un problema. A las personas que ya han experimentado un trauma psicológico en el pasado se les aconseja mantenerse cerca de la ayuda de familiares, a la vez que comparten sus experiencias y pensamientos con ellos. En algunos casos, es extremadamente útil asistir a sesiones de terapia grupal.


 



Acerca de nosologia

Quizá también te interese...

Hemiplejía

¿Qué es la hemiplejía? Descripción La hemiplejía es una pérdida completa de la posibilidad de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *