Acné

¿Qué es el acné?

Descripción

El acné aparece cuando los folículos pilosos de la piel se obstruyen debido a las secreciones de las glándulas sebáceas y células muertas de la piel, y con frecuencia afectan a la piel de la cara, espalda, pecho y brazos.

La tendencia a la aparición de acné puede ser heredada. La enfermedad del acné generalmente aparece en la adolescencia en forma de pequeños granos rojos, a veces grandes quistes y nódulos. Por lo general, después del período de adolescencia, el acné desaparece por sí solo. El acné es más común en hombres que en mujeres.

Las espinillas tienen la apariencia de puntos negros (comedones abiertos), que son poros de la piel expandidos y obstruidos. Por lo general, los comedones abiertos son de color negro o marrón grisáceo, lo que se explica por los cambios químicos del sebo en el poro. En ocasiones, un médico o un esteticista pueden quitar un punto negro.

Los puntos blancos (comedones cerrados) obstruyen los poros con un agujero muy pequeño. Son difíciles de eliminar sin asistencia médica.

Por otro lado, las pústulas son granos blancos o amarillos que aparecen cuando las bacterias se multiplican activamente dentro del comedón, causando inflamación y formación de pus. La extrusión de pústulas puede exacerbar la inflamación y aumentar el tamaño de la espinilla. Los quistes (forma de acné quístico) son cavidades profundas, dolorosas y llenas de pus, de las cuales a menudo quedan cicatrices.

Causas del acné

Cambio en el fondo hormonal que puede afectar el trabajo de las glándulas sebáceas, causando que produzcan más sebo (grasa), lo que lleva a la obstrucción de los poros y aparición de espinillas.
– Herencia.
– Estrés.
Uso de ciertos medicamentos, como por ejemplo corticosteroides.
– Apretar con frecuencia la piel (por ejemplo con un auricular) o la costumbre de tocarse la cara con las manos.

Síntomas

La gravedad leve y moderada del acné (espinillas, un pequeño número de pústulas) requiere únicamente un cuidado básico de la piel, como mantenerla limpia. Sin embargo, si después de 6-8 semanas de tratamiento no mejora o la piel se deteriora, se recomienda acudir a un médico.

Si se producen erupciones muy grandes, rojas y dolorosas que no desaparecen durante más de 3 días, se debe consultar a un médico.

¿Qué puedes hacer para tratar el acné?

En la mayoría de los casos, el acné se puede curar con varias preparaciones sin receta (lociones, cremas, geles). Los ingredientes más comunes para los remedios contra el acné son el peróxido de benzoilo, ácido azelaico, resorcinol, ácido salicílico y azufre. El peróxido de benzoilo destruye las bacterias que causan la aparición del acné. El ácido azelaico tiene efectos antibacterianos, antiinflamatorios y queratolíticos. El resorcinol, el ácido salicílico y el azufre, aunque hoy en día no se usan tanto como antes, pueden ayudar a retirar los comedones (tanto cerrados como abiertos).

Si se usa alguno de los ingredientes mencionados anteriormente, se recomienda hacerlo todos los días en la zona afectada después de la limpieza de la piel. Si la piel comienza a secarse y hay irritación, hay que reducir la frecuencia de aplicación a una vez cada dos o tres días.

No hay que exprimir ni abrir las espinillas y pústulas por cuenta de uno mismo, pues podría propagarse la infección y provocar la aparición de cicatrices. También es recomendable lavarse la cara con un jabón suave u otro limpiador delicado (preferiblemente productos específicamente diseñados para pieles problemáticas) dos veces al día, así como el lavabo diario del cabello.

El uso de mascarillas también puede eliminar el exceso de sebo. Adicionalmente, hay que tratar de evitar el estrés.

¿Qué puede hacer el médico?

– Prescribe remedios para el acné que contienen tretinoína (lociones, geles, cremas) que ayudan a reducir la secreción de sebo y, por lo tanto, dejan de obstruir los poros y la aparición de acné.

Prescribe antibióticos que acaban con las bacterias y reducen la inflamación. En formas particularmente severas de acné, un médico puede recetar un medicamento que contenga isotretinoína para la administración oral. Sin embargo, debe recordarse que este método de tratamiento tiene efectos secundarios. En particular, está contraindicado en mujeres embarazadas o que planean quedarse embarazadas en un futuro cercano.

– Otra opción son las inyecciones en las áreas afectadas con varios medicamentos que aceleran la curación y alivian la inflamación. Este método también reduce la aparición de cicatrices y manchas.

El uso regular de medicamentos locales contra el acné en combinación con el tratamiento prescrito por un médico ayudará a evitar erupciones y cicatrices severas (post-acné).


 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *